Good Bye Lenin

  • 1) Director: Woifgang Becker

Actores principales: Daniel Brühl, Katrin Sass, Maria Simon, Florian Lukas, Chulpan Khamatova

Producción: Stefan Arndt

Fotografía: Martin Kukula

Música: Yann Tiersen

Año: 2003

Premios:  ganadora del premio Angel Azul a la mejor película europea en Festival de Cine de Berlín, ganadora del premio especial del jurado en el Festival de Cine de Valladolid, ganadora de los premios del cine europeo a la mejor película, al mejor actor (Daniel Brühl) y guión, así como todos los premios del público (película, actor y actriz_ Katrin Sass_)

 2) Me parece que una de las cosas que sobresalen como sello estético distintivo es la utilización en algunos pasajes de la cámara rápida, que le imprime dinamismo a la película, es un recurso simpático y divertido. La música, por momentos clásica, por momentos con un origen intradiegético (producida por los mismos personaje, en este caso el coro de niños que la madre dirigía), me pareció muy dulce y atractiva. Algo parecido a lo que me produjo la música de El hombre sin pasado, si bien aquí a mi entender la música tenía mucho menos protagonismo. En cuanto a las actuaciones, creo que son muy buenas, nos hacen creer en la historia y querer a los personajes. En relación a la fotografía, me llamó la atención en un momento en que se rompe con la atmósfera luminosa que predominaba (especialmente la calidez de las imágenes de la cabaña familiar) y se muestra la vida nocturna de Berlín tras la caída del muro, me pareció interesante. Si bien las imágenes en las que vemos a la familia reunidas son más cálidas, más “amarillas”, y aluden al amor; luego están aquellas en las que predominan los colores fríos, aludiendo a la reciente invasión de la cultura y el paisaje capitalistas.

  • 3) Los ejes temáticos principales son dos: uno perteneciente al plano de lo individual y el otro al de lo social, si bien los dos se entrecruzan y se superponen permanentemente. Por un lado, los sacrificios que Alex es capaz de hacer por amor, aún después de enterarse de que su madre le había ocultado la verdad en lo referente a su padre. Por otro lado, la nostalgia por la muerte de las utopías, la denuncia social por la represión y la violencia del régimen socialista, y las miserias que el capitalismo trae aparejadas.

A su vez, quedan planteados algunos dilemas morales, como el que surge del choque entre las posiciones de Alex y de su novia Lara respecto al ocultamiento de la verdad.

Alex estaba desencantado con el gobierno de Erich Honecker pero también hubiera deseado que la historia hubiese sido otra, esa que a su madre la enorgullecía, esa de las nobles palabras y no la de los brutales hechos. Por eso, y por lo movilizante que resulta que la causa de una vida se derrumbe, Alex decidió crear ese universo paralelo, donde las cosas no eran como ahora ni como antes, sino como hubiesen querido que sean. Vivir la vida que creía que valía la pana ser vivida, preservar a su mamá de la amargura de un sueño destrozado.   

Hay si se quiere también una alusión a nuestra carrera de comunicación: los mundos se construyen, nosotros construimos mundos dentro de mundos al interactuar con los demás y si hay otra cosa, objetiva, llamada realidad, no interesa, sólo importa que vivimos en los mundo que traemos a la mano. Eso y nada más que eso es la política, tanto la que traza el destino de una nación como la política de vida que cada cual elabora.

  • 4) 1. Alex y su hermana juegan de pequeños, pareciera que son imágenes tomadas por una cámara hogareña, y también la música opera de manera tal que sugiere un flazhback.

2. Alex y su hermana miran en el año 78 el despegue de una nave espacial, cuando un hombre le hace preguntas a la madre relativas a los contactos que su marido tenía en el extranjero capitalista. Entonces nos enteramos que el padre los había abandonado por una mujer capitalista. La madre enmudece y pasa un tiempo internada (aunque ese tiempo corresponde a una elipsis en el relato), hasta que regresa a su hogar y se encomienda más aún a la causa y al partido socialistas. Ella dirige un coro de niños y a su vez atiende amorosamente a sus hijos. Alex está maravillado con los cohetes espaciales.

3. Diez años después, el país cumple cuarenta años, la hermana tiene una hija y la madre redacta cartas para lograr pequeñas reivindicaciones.

4. En 1989 Alex participa de la denominada Marcha Hacia delante, al grito de “no queremos violencia”. Allí conoce a una chica, Lara, quien después será su novia. La movilización es reprimida y la madre, que iba en un taxi y por los tumultos se ve obligada a tomarse el metro, ve como a su hijo lo golpean. Ella cae desmayada y él va preso. Cuando Alex es liberado, va a ver a su madre que está internada y se entera que cayó en coma.

5. Por televisión anuncian que Erich Honecker renuncia a su cargo de Secretario General del Comité Central y Presidente del Consejo Estatal de la República. Se derrumba el muro de Berlín. Aparecen imágenes documentales de incidentes políticos. Alex hace su primer viaje a Berlín Occidental, recibe estímulos de la cultura capitalista, participa en elecciones libres. Su hermana comienza a trabajar en un Burger King y tiene un nuevo novio que anteriormente vivía en la República Federal Alemana (RFA, mientras que los protagonistas se criaron la República Democrática Alemana o RDA) y entre todos “occidentalizaron” el departamento.

6. Alex visita asiduamente a su madre internada y poco a poco se enamora de la enfermera Lara (a quién conoció en la manifestación). El taller donde trabajaba cerró y ahora se dedica a colocar antenas satelitales, donde conoce a Denis, su fiel amigo, aficionado a las películas. Cuando no puede acompañar a su madre, le graba cassettes para que oiga su voz; en una de esas cintas hace referencia a Lara. Finalmente, tiene una primera cita con ella. Todo es prometedor. Las fronteras ya son muy flexibles.

7. Alex besa a Lara por primera vez y su madre, en ese instante, despierta del coma. El médico les informa que cualquier disgusto o alteración pondría su vida en peligro. Entonces Alex resuelve poner en el departamento los muebles de antes, para que no se noten los cambios que trajo aparejada la caída del muro. A la hermana le parece un tanto excesivo pero así lo hacen. Después de firmar los correspondientes papeles, trasladan a la madre a su casa y él le presenta a Lara. Alex y su madre conversan ya en la habitación que él preparó para recibirla y ella le encarga unos pepinillos.

8. El marco inundó el país, al igual que los productos importados, por eso ya no consigue esa marca de pepinillos, así que higieniza frascos viejos y pone los productos importados dentro de los antiguos embaces. Necesitan que la madre firme un poder para sacar plata del banco y así cambiarla por marcos, la nueva moneda, solo que no pueden revelarle que ese es el motivo. Sin embargo la madre escondió el dinero y no recuerda dónde. También muestra algunos signos de confusión como secuela del infarto que ha sufrido.

9. Alex y Lara van a ver una casa de las tantas abandonadas a la que podrían mudarse. Allí había embases y productos que ya no se conseguían. Duermen juntos y a la mañana siguiente él se despide, se va y despierta a su madre con el desayuno. Le promete festejar su cumpleaños como lo hacían anteriormente.

10. El mundial de fútbol volvía a unir el país, pero Alex se esfuerza porque todo esté como antes y por eso convence a los invitados que no alerten a su madre de los cambios. Usan ropa que habían dejado de usar, mienten en cuanto a la ocupación y al pasado del novio de la hija, reproducen videos viejos (y luego filmaciones que hace con la ayuda de Denis) diciendo que es la televisión en vivo. Los antiguos compañeros de la madre, también personas idealistas, están algunos borrachos, otros sin empleo, todos venidos a menos. El coro de niños acude pero en realidad es Alex el que les paga por ir y fingir. La madre accidentalmente ve una bandera de Coca Cola. Lara se marcha indignada por tanta mentira. Luego con Denis elaboran un video para explicar esa bandera y se lo muestran.

11. La madre de repente recuerda dónde estaba el dinero. Alex lo va a buscar desesperado (a un mueble que habían sacado de la casa porque era propio de la época anterior) y lo encuentra. Para su sorpresa, ya no puede cambiarlo porque el plazo para hacerlo ha expirado. Sintiéndose derrotado, arroja el dinero al viento desde la azotea. Lara le dice que grite y cuando lo hace también se sienten festejos y fuegos artificiales porque Alemania salió campeón en el mundial de fútbol.

12. La madre le dicta una carta “socialista” a una señora y ésta solloza. Alex hecha a los niños que siguen acudiendo a cantarle a la madre por plata. Luego discute con el cuñado y la hermana entra nerviosa. Tras hacer caer una botella, la hermana se va al baño y Alex la sigue. Ella le dice que vio al padre en su trabajo aunque él no la reconoció. En un flashback se ve que tiene dos hijos pequeños. Después Lara practica con Alex para un examen y estando él todo enyesado, discuten nuevamente.

13. La madre estando Alex dormido, decide salir de la cama e incluso del departamento. Ve ciertos cambios que parecen inexplicables (autos, edificios). Entre esas imágenes, un helicóptero lleva una estatua de Lenin. Sus hijos la encuentran y la llevan nuevamente a la casa. En respuesta a sus preguntas, Alex elabora junto con Denis otro video: un noticiero que anunciaba que la gente del oeste de Berlín buscaba refugio en el este.

14. La hermana de Alex le comunica que está embarazada y que se va a mudar, y él se enoja. Se ven imágenes alusivas a la unión interalemana, de la que la relación de su hermana y su cuñado constituye una metáfora o una ilustración.

15. Todos juntos se trasladan a una cabaña que tenían y están a punto de confesar la verdad cuando la madre antes les revela que el padre de Alex y de su hermana no los abandonó, que ella debía haber viajado con ambos para encontrarlo pero tuvo miedo y que él les escribió cartas durante los primeros años. Esa noche la mamá se sintió mal y la trasladaron en ambulancia nuevamente al hospital. La hija buscó las cartas y lloró al leerlas. La madre había tenido otro infarto, y cuando despierta les dice que ahora van a poder albergar un refugiado. Alex llora y su novia lo apoya.

16. Saliendo del hospital el protagonista ve al ídolo de su infancia, un astronauta que ahora maneja un taxi, si bien el taxista dice no ser esa persona que Alex cree que es (hay aquí una metáfora que alude a como el sueño socialista terminó por desplomarse).

17. Alex llegó en taxi a la casa de su padre, quien estaba celebrando una fiesta, y estaba con su nueva mujer. En la casa conversa con quienes serían sus hermanitos y luego con su padre para pedirle que visite a su mamá.

18. Lara, por su propia iniciativa, le dice la verdad a la madre de Alex: el muro ya no existe, pero su mamá no le dice a Alex que ya está enterada de toda la verdad. El padre acude al hospital y la visita. Luego Alex decide terminar con la mentira pero de una forma no dolorosa. Así, le hacen hablar al taxista con apariencia de astronauta, vestido con uniforme, en un escritorio con las estatuillas de Marx y Lenin, para recrear la realidad que todos hubieran querido. La madre finalmente murió y lanzaron sus cenizas al aire.

 Ma. Virginia Maccari    

Anuncios

~ por maruviki en 16 julio 2008.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: