El empleo del tiempo

  • 1) Director: Laurent Cantet

Productor: Caroline Benjo

Actores principales: Aurèlien Recoing, Karin Viard

Director de fotografía: Pierre Milon

Música: Jocelyn Pook

Premios: Leon del año en el festival de Venecia, premio Fripesci en el festival internacional de Viena, selección oficial en la inauguración del cuarto festival de cine independiente de Buenos Aires.

Año: 2001

 

•2)     En cuanto a los elementos que componen el lenguaje cinematográfico, los “eslabones de la cadena”, me parece que los más poderosos son la interpretación de los actores y la música instrumental. Esta última es muy atinada y en ella se advierten violines y otros instrumentos de cuerda que tiñen las imágenes de intriga, desesperación y angustia, esa misma que siente el protagonista y que Recoing tan bien expresa. Las actuaciones son muy naturales, tanto que nos obligan a empatizar con los personajes y a experimentar cierta incomodidad frente a la situación que atraviesan. Es muy llamativo un gesto que Recoing en su interpretación de este complejo papel realiza recurrentemente: una sonrisa relajada, como si todo estuviera bien. Esa sonrisa llega a irritar por momentos dado que uno como espectador no puede entender cómo es que este personaje no grita, no llora, no tiene taquicardia ni le pega un puñete a la pared. En cambio, el Vincent de Recoing sonríe, y esto es genial porque ese gesto hace que la historia sea más interesante al transmitirnos una poderosa sensación de asfixia.

  

•3)     Esta película, como el nombre lo indica, aborda la problemática de qué hacemos con nuestro tiempo, que es como decir qué hacemos con nuestras vidas. Este interrogante no puede responderse sino con una fuerte crítica a la sociedad capitalista. Somos esclavos de nuestros trabajos pero los necesitamos porque sin ellos no somos nada (desde la lógica del sistema) y es tan escalofriante ese vacío, tan aterrador, que una farsa insostenible es preferible a la realidad aplastante. La amenaza de exclusión y de rechazo pesan sobre los hombros de Vincet que se ve enredado en sus engaños hasta que ya no concibe cómo volver atrás. Perdió su trabajo porque cada vez pasaba más tiempo en su auto deseando fugarse, comenzó a mentir para “ganar tiempo” antes de confesar lo inconfesable… eventualmente vuelve a caer presa de un empleo y uno en vez de alivio siente lástima. “¿Por qué simplemente no es sincero?”, nos preguntamos desesperados durante casi todo el film, pero después nos compadecemos cuando debe volver a ser un ciudadano promedio que trabaja todos los días de manera honrada. “Pobre tipo”, pensamos cuando las cosas aparentemente y por fin se han resuelto. El mensaje maravillosamente transmitido es que todos somos ese pobre tipo.

 

•4)     1. Vincent duerme en el auto y el teléfono lo despierta: es Muriel, su mujer, a quien le dice que está ocupado y deberá viajar a ver un cliente. Sin embargo, Vincent compra el diario y golosinas y maneja muy tranquilo, sin ánimos de ver a ningún cliente ni llegar a ninguna oficina. Llama a su mujer y continúa mintiendo: le dice que está abrumado por su empleo y que no va a llegar a cenar. Duerme en el auto y al otro día llega a la casa y saluda a la familia.

2. Vincent le dice a Muriel que no es seguro pero quizás cambie de trabajo y ella le informa que en su ausencia lo llamó un colega. Él lo telefonea estando solo y le pide que no vuelva a llamarlo a la casa porque la mujer está frágil. Va a la kermes de su hijo donde todos le preguntan por su nuevo empleo y a él eso lo exaspera hasta que finalmente se ve obligado a decir que ya dio un preaviso en su “actual” oficina. Su esposa se enojó porque no la había enterado de esa noticia. Vincent le dice que debía ir pronto a Suiza a formalizar el contrato. Muriel se pone molesta porque no va a poder verlo muy seguido y admite estar un poco celosa de su oportunidad.

3. Vincent viaja, come, pasa el tiempo. Al otro día se cuela dentro de una empresa camuflado con otros ejecutivos. Observa a la gente en sus despachos, lee folletos. Un hombre de seguridad lo ve a través de una cámara y se acerca a preguntarle si trabaja allí o tiene cita con alguien, a lo que él le responde que salió de una reunión pero como hace más de una hora que está allí y ese no es un lugar público debe retirarse.

4. Camina por la nieve hasta una cabaña. Allí se dispone a escribir.

5. Luego, ya con su familia, ve luchar a su hijo mayor que practica artes marciales. En la casa de sus padres, le pide un préstamo a su papá y no es honesto respecto a en qué va a invertirlo. Dice que trabaja para la ONU.

6. Lee en el auto sobre asuntos internacionales. Va a un bar, se queda dormido. Programa un encuentro con Fred y se encuentran. Fred está en un evento laboral. Vincent le ofrece invertir en un proyecto de la ONU, cierran el trato y acuerdan volver a verse. Cuando arranca el auto, vuelve a aparcarlo una cuadra después y quedarse dormido. Un cuidador le golpea el vidrio y le dice que es un estacionamiento privado y debe marcharse.

7. El hijo mayor no le presta atención, parece que no lo respeta demasiado. Vincent le regala 500 francos para que se divierta.

8. En una tienda se encuentra con su antiguo colega, Jeffrey. Éste le dice, estando los dos solo, que hubiera conseguido quien lo contrate y le pregunta por qué no le respondió las llamadas. Vincent también a él le miente diciendo que ya tiene un nuevo trabajo y le confiesa que la mujer no sabe que fue despedido de su anterior empleo, que ella piensa que ha renunciado. Parece un tanto rudo con Jeffrey.

9. Vincent se encuentra con Fred que le presenta a Phillipe. Este último también está interesado y tiene más dinero que Freud, aunque también le hace más preguntas, hasta que resuelve pensar la propuesta con más detenimiento. Fred, en cambio, le entrega sin más el dinero. Un hombre los observa y más tarde se acerca a Vincent y le da su teléfono para que lo contacte.

10. El protagonista redacta y lee, después, camina por un bosque. Luego compra una camioneta. Manejando, recibe una llamada de un viejo amigo, Nonó, quien le dice que también él está interesado en el negocio, al igual que Fred y Serge. Esto se lo comunica durante una cena, en la casa de Nonó, junto a su familia. Este antiguo amigo le dice a Vincent que tiene ahorrados 12.000 francos. Vincent no quiere estafarlo, aunque no tiene otra opción que aceptar el dinero.   

 11. Se encuentra en el camino con su hijo mayor y lo lleva a la casa. A la madrugada fuma un cigarrillo con cara de preocupación. Se acerca su mujer, él, lleno de remordimientos, le dice que le está costando acostumbrarse a su nuevo trabajo, que no las cosas no están saliendo tan bien como esperaba. Dice que es perverso tener que contar historias y asegurar que todo está bien por más que sea falso. Le dice a Muriel que tiene miedo de decepcionar, que actualmente se deja llevar sin poder dominar la situación. Ela lo abraza y lo alienta.

12. El hombre que antes lo observaba y le dio su número se encuentra con él y le hace preguntas sobre sus negocios, incomodando a Vincent, hasta comprobar que era todo una gran estafa. Le dice que su engaño no va a poder sostenerse mucho tiempo. Vincent le contesta que ya lo ha considerado y que actualmente está en contacto con doce personas. El hombre lo conduce a una oficina llena de cajas y le muestra como vende mercadería falsificada: relojes, biromes, remeras, anteojos, etc. Luego le ofrece un lugar en su organización, a lo que Vincent responde que no está interesado (aparenta tener reparos morales).

13. Nuevamente maneja sin rumbo. De lejos observa a la familia de su amigo Nonó. En la casa de sus padres, habla sobre su supuesto trabajo. Sus padres desean visitarlo en el departamento que dijo tener en Ginebra, y también su esposa. Nervioso, deja la habitación y va a ver a sus hijos dormir.

14. Finalmente ha aceptado la oferta de aquel hombre y le cuenta que lo único que disfrutaba de su anterior trabajo era manejar durante los viajes, que eso terminó por afectar su desempeño y por ese motivo lo echaron.

15. Muriel va a visitarlo a Suiza. Él no la lleva a su supuesto departamento sino a la cabaña donde a veces pasaba el tiempo, con la escusa de que quiere mantenerla alejada de todo lo que esté vinculado a su trabajo. Bajan de la montaña nevada, hay niebla y por un momento él cree haberla perdido.

16. Lo llama Fred, también en nombre de Phillipe, preguntando por qué no han recibido novedades sobre el curso de sus negocios y diciendo que consideran echarse atrás. Vincent, tras esa discusión telefónica, le pide un adelanto a su nuevo socio para entregar el dinero que reclaman las personas que él ha estafado. Conversan sobre el pasado de su ahora compañero: este estuvo un año preso por actos de corrupción. Dice que la cárcel al principio fue dura pero que en ese momento tuvo la impresión de sacarse un gran peso de encima al ser descubierto.

17. Habla por teléfono con la mujer que  está sospechando algo. Muriel busca en una agenda el teléfono de Jeffrey y lo lama. Vincent llaga a su casa y trae a su nuevo compañero de trabajo. En la mesa conversan con el hijo más grande y dicen que ellos dos no hacen las mismas tareas, que simplemente sus oficinas están en el mismo piso. Dicen  hipócritamente que el hombre se dedica combatir el fraude y que la falsificación en un grabe delito. La mujer está molesta y él lo percibe, aunque lo único que ella le cuenta es que habló con Jeffrey y no revela sobre qué asunto.

18. Vincent saca las cajas de su auto, visiblemente preocupado. Luego le devuelve el dinero a Nonó, con intereses sin dar ninguna explicación. Alterado va a ver a Jeffrey y se entera de que fue la propia Muriel la que solicitó hablarle y no al revés. Jeffrey siempre ha intentado ayudarlo pero Vincent ha sido muy grosero con él. Telefonea a Muriel para decirle que ha tenido un mal día y que va a volver temprano.

19. Llega a su casa y saluda con mucho afecto a sus hijos pero el mayor se rehúsa a bajar a recibirlo, ni siquiera desea comer en la misma mesa que el padre. Muriel intenta disimular su preocupación y su disgusto frente a los hijos más chicos. El mayor arguye que el padre es un cretino y que les ha mentido. Vincent, que  nota que sus hijos menores lo miran con temor, le explica que lo hizo para no interferir con el curso normal de sus vidas. Cuando Vincent advierte que está viniendo su padre se escapa por una ventana. En su auto, no responde a las llamadas de los familiares que están muy preocupados. El padre le dice que no es tan grave, que todo tiene arreglo; también la mujer le habla con tono conciliador pero él no contesta. Baja del auto, sin hacer caso a las palabras de Muriel y se pierde de vista.

20. Vincent está en una entrevista de trabajo. Por más que parece que todo se ha resuelto, la música es perturbadora, como si acceder a un nuevo empleo fuera también una tortura. Disminuye el volumen de la voz de la persona que lo entrevista mientras se eleva la música, con un primer plano de Vincent.

Ma. Virginia Maccari     

Anuncios

~ por maruviki en 24 agosto 2008.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: